Compartir

El ministro de Transporte de Alemania acusó ayer a la empresa automotriz Audi de hacer trampa en las pruebas de emisiones de combustible diésel tal como lo hizo su compañía matriz Volkswagen.

El ministro Alexander Dobrindt dijo que Audi puso un software a los vehículos de tal manera que puedan activar su control de emisiones cuando están bajo prueba, y apagarlos cuando están rodando en la calle.

Dobrindt dijo que alrededor de 24 mil vehículos ensamblados entre 2009 y 2013 tendrían que ser llamados para revisarlos.

A revisión

Audi anunció ayer que llamará a revisión en Europa y reparará alrededor de 24 mil coches de los modelos A7 y A8 tras comprobar “anomalías” en las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en determinadas condiciones de conducción.

Audi emitió un comunicado anunciando la medida después de que el ministro alemán de Transporte, Alexander Dobrindt, informara de que la filial del grupo Volkswagen había empleado un programa informático que falseaba las emisiones contaminantes de algunos de sus modelos.

Según explica la compañía, tras realizar una revisión integral del software de transmisión en diversos modelos, se ha comprobado que vehículos A7 y A8 de entre los años 2010 y 2013, con motores V6 y V8 con la normativa de emisiones EU5, en determinadas situaciones superan las emisiones permitidas entre 20% y 100 por ciento.

Audi señala que informó de la situación a la Oficina Federal de Vehículos a Motor alemana (KBA), con la que ha acordado revisar y reparar los coches afectados, 14 mil de los cuales están matriculados en Alemania.

La Fiscalía de Múnich lanzó una investigación sobre Audi en marzo, allanando las oficinas de la compañía en momentos en que sus ejecutivos ofrecían su conferencia de prensa anual.

Volkswagen ha tenido que pagar miles de millones en multas y compensaciones tras confesar que alteró sus vehículos para eludir las pruebas de emisiones de gases.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here