Compartir

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) está preocupado. El organismo ha observado en Estados Unidos niveles de deuda corporativa muy elevados, incluso superiores a los de antes de la crisis.

La razón parece encontrarse en la política monetaria muy expansiva. Así se desprende del informe trimestral de septiembre del BPI, que asiste a los bancos centrales, en el que analiza la situación de los mercados financieros en los últimos meses.

“Los indicadores de apalancamiento de las empresas (en Estados Unidos) han alcanzado cotas que recuerdan a las de anteriores auges del crédito corporativo, como el que tuvo lugar a finales de la década de 1980”, dijo el Jefe del Departamento Monetario y Económico del BPI, Claudio Borio.

Para estas empresas devolver la deuda sigue siendo poco costoso gracias a que las tasas de interés están en niveles históricamente bajos, pero si suben podrían tener riesgos.

En Estados Unidos sólo han reducido su deuda los hogares, cuyo sobreendeudamiento fue una de las causas fundamentales de los problemas de la crisis.

Borio considera que “hay otras señales que apuntan más o menos en la misma dirección: la elevada emisión de deuda de alta rentabilidad, la creciente proporción de bonos con cláusulas laxas y el estrechamiento de los diferenciales de rendimiento”.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here