Compartir

Puebla, Pue. El ayuntamiento de Puebla prevé reducir 9.2% sus obligaciones financieras en el 2017, con el pago a capital de 49 millones de pesos, para que quede en 484.7 millones pesos, informó la tesorera municipal, Arely Sánchez Negrete.

Comentó que esos recursos serán etiquetados dentro del Presupuesto de Egresos correspondiente al próximo año, al que agregarán otros 28.8 millones de pesos para cubrir los intereses y 2 millones por el contrato de cobertura, que en total suman 79.8 millones de pesos.

Puntualizó que ante un año difícil, la administración municipal quiere continuar manteniendo finanzas sanas, sin contratar líneas de crédito en la gestión de casi tres años y que así se mantendrán hasta el último día.

La deuda que actualmente viene pagando el gobierno municipal es por la contraída en el periodo de la expresidenta Blanca Alcalá Ruiz (en los dos primeros años de su gestión 2008-2011), derivados por la terminación adelantada de contratos realizados en administraciones pasadas.

El pasivo actual de 533.7 millones de pesos del territorio se desglosa en 103.8 millones con Scotiabank y 429.9 millones con Interacciones, a ser pagaderos con un plazo hasta el 2025.

“Tenemos un presupuesto para la deuda pública y a nuestro parecer muy responsable el pago de la misma”, dijo Sánchez Negrete.

Destacó que la comuna tiene una buena estrategia financiera, tan es así que por primera vez en ocho años se utilizó la cobertura especial para hacer frente al incremento de las tasas de interés que ocasionaron un pago adicional de 117,000 pesos.

Mencionó que, en caso de volver a ocurrir, están preparados para afrontar un incremento, por lo que esperarán a la evolución de los mercados internacionales en las siguientes semanas a efecto de conocer si habrá para el cierre de año posibles recortes federales.

Pagos puntuales

La funcionaria municipal destacó que han sido cuidadosos con el gasto público para no evadir responsabilidades, pese a que fueron autoridades pasadas que recurrieron a la contratación de créditos.

Indicó que aun cuando les falta un año para terminar funciones a esta administración, encabezada por Luis Banck Serrato, no dejarán de ser responsables en cumplir con el pago de la deuda.

El saldo de la deuda al inicio de la administración que encabezaba Antonio Gali Fayad, quien dejó el cargo para contender por la gubernatura y que ganó, era superior a 606 millones de pesos, monto que redujo a 573 millones para finales del 2014.

Durante el 2015, el ayuntamiento realizó un pago de 39.7 millones de pesos a la deuda municipal, con lo cual se llegó a la cifra actual.

ECONOMISTA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here