Compartir

A un mes del sismo del 19 de septiembre, 80 mil vecinos de la delegación Xochimilco todavía sufren la falta de agua potable. Emanuel Leyva, un niño de 9 años que habita en Santa Cruz Acalpixca, dice: “Se rompieron las tuberías de Santa Cruz, de aquí de la iglesia, y desde el temblor no han mandado el agua, por eso ahorita la gente se está viniendo a formar desde las 7 de la mañana”.

Habitantes de Santa Cruz Acalpixca hacen fila para obtener agua en una planta de bombeo del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Juan Domingo Hernández, habitante de Santa Cruz Acalpixca, afirma que reciben el agua de forma gratuita, pero compra agua de garrafón “para guisar y esto para los trastes, la ropa”.

No hay cobro para llenar garrafones, tambos y cubetas. Lo difícil es transportar el agua. En la colonia Nativitas de Xochimilco el servicio no se ha regularizado.

Isabel Ramírez, vecina de la colonia Nativitas, explica: “Otra vez no tuvimos agua lo que fue jueves, viernes, sábado, domingo, el lunes no hubo agua”.

Pipas particulares y de servicio público se negaron a entrar a Xochimilco.

“A mí lo que me pedían para esta zona era una patrulla y por lo menos que fueran dos o tres hombres arriba de la pipa, para cuidarla, nunca llegó ninguna”, dice Isabel Ramírez, vecina de la colonia Nativitas.

Entre las colonias y barrios de Xochimilco afectados por falta de agua figuran: Centro, Nativitas, San Gregorio Atlapulco y Santa Cruz Acalpixca.

Avelino Méndez, jefe delegacional en Xochimilco, dice que es necesario atender las tuberías. “Las grandes fugas, las fugas del acueducto, la ruptura de acueducto que hubo en 9 partes. Sí se requiere sustituir estas tuberías, estas tienen por lo menos 90 años”.

El jefe delegacional dijo que están trabajando 22 cuadrillas para reparar las fugas.

A un mes del 19 de septiembre, en San Gregorio, también Xochimilco, donde murieron 6 personas por derrumbes, los habitantes siguen viviendo entre los escombros que dejó el sismo. La ayuda del Fonden sigue en promesa.

Beatriz Ventura, vecina de San Gregorio Atlapulco, dice: “Todavía mal, un poco traumada por el terremoto”.

Casas deshabitadas tienen letreros de pérdida total o parcial. Los escombros siguen en banquetas y calles. Unos perdieron la vida, otros perdieron sus casas, otros perdieron locales y empleos.
En Xochimilco se reportan 800 casas con pérdida total y 3 mil 200 damnificados.

“Queremos que ya el apoyo que vaya a llegar a esas viviendas ya se libere, han estado hablando en el Fonden de 120 mil pesos por vivienda si es daño total, 30 mil si es daño parcial”, señala Avelino Méndez, jefe delegacional en Xochimilco.

La carretera Xochimilco-Tulyehualco, la misma que conduce a Oaxtepec, está cerrada por taludes, caída de bardas y reparaciones mayores.

Marisol Jiménez, vecina de la colonia El Jazmín, dice “que hay grietas y bueno, los socavones, los grandes hoyos que hay”.

La ayuda sigue viva. Irma Jauregui manejó desde San Juan de Aragón hasta San Gregorio para traer donativos.

Lugares tradicionales de Xochimilco como embarcaderos, mercado de plantas y el bosque de Nativitas se encuentran abiertos y en servicio.

Home

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here