Compartir

“Ante el hecho de que 350 mil duranguenses no tienen asegurada su comida diaria, el combate al hambre, a la desnutrición y a la pobreza es un trabajo constante para este gobierno y lo orientaremos a grandes esfuerzos con acciones decididas, sustantivas y transparentes”, advirtió José Aispuro Torres, durante la entrega de 15 toneladas de alimentos a comunidades damnificadas por las inundaciones. Con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, el Banco de Alimentos del Guadiana será una realidad para Durango, como parte de un proyecto prioritario de Desarrollo Social que atenderá a 40 mil personas al año y una recaudación de 325 mil toneladas de alimentos, anunció el Gobernador durante el arranque del envío de paquetes alimenticios desde la ex Estación del Ferrocarril, con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

Garantizar el derecho a la alimentación y reducir los índices de carencia será un trabajo conjunto con empresarios, organizaciones sociales y los tres órdenes de gobierno, como una suma a la política de Desarrollo Social que distingue a esta Administración Estatal cercana a la gente y responde con acciones concretas a las necesidades de la población, puntualizó Aispuro Torres.

“Esta decisión nos compromete a trabajar con empresarios, autoridades y la suma de esfuerzos del DIF Estatal para que el Banco de Alimentos del Guadiana sea una realidad que permita apoyar a las familias a que tengan lo más elemental”, advirtió ante Luis Sergio Rivera Fournier, presidente del Banco, a quien agradeció por sumarse a este apoyo a través del Banco de Alimentos de Zacatecas y con productores locales de Poanas, Nombre de Dios y Canatlán para llevar alimentos a los damnificados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here