Compartir

Las tiendas de Estados Unidos apuestan a la originalidad debido a la voraz competencia del comercio en línea, que las obliga a crear cada vez más iniciativas para hacer del shopping una experiencia más allá de la mera compra.

El jueves de Acción de Gracias marca el inicio de la temporada de fiestas en Estados Unidos, con el famoso “Black Friday”, durante el cual los compradores desbordan las tiendas en busca de las mejores ofertas.

Se estima que cerca de 164 millones de estadounidenses harán al menos una compra entre el jueves y el lunes, según la Asociación Nacional de Minoristas (NRF), es decir 69% de la población.

Sin embargo, los sitios web, con Amazon a la cabeza, han modificado esta tradición y las tiendas “físicas” compiten en iniciativas para recuperar a su público.

La famosa tienda por departamentos neoyorquina Bloomingdale’s organiza ahora clases de yoga para sus clientes y su rival Nordstrom exhibe coches eléctricos Tesla en el área de ropa masculina. Otros ofrecen aperitivos y bebidas.

Papá Noel también sigue siendo una gran atracción, ofreciendo siempre su barba blanca para las fotos con los perros que acuden con sus dueños.

La cadena Macy’s, por su parte, continua realizando su gran desfile por las calles de Nueva York el día de Acción de Gracias esperando que los espectadores a continuación entren a recorrer sus pasillos.

De acuerdo con las encuestas de opinión, alrededor de un tercio de los consumidores quieren hacer su compra una experiencia festiva y 23% disfruta de las decoraciones de Navidad que adornan las tiendas, indicó la NRF.

Karen Boyd, residente de Palo Alto, en California, acudió este año a hacer sus compras en Nueva York, en el otro extremo del país. Ella planea hacer la mitad de sus compras en línea y la otra mitad en tiendas “reales”.

“Los años que he hecho todo en línea no me da la sensación de ir de compras”, afirma cerca del famoso logotipo de Saks en la 5ª Avenida con vitrinas animadas.

4.2% es el aumento estimado de las ventas durante la temporada navideña.
685 mil millones de dólares es el total estimado de ventas en la temporada.
18.3% del total serían ventas por medio de internet.
16.8% fue lo vendido en línea el año pasado.

Más productos en línea

Las tiendas tradicionales ofrecen cada vez más productos en línea que los compradores pueden ir a buscar a la tienda y usan programas informáticos de procesamiento de datos para identificar mejor las preferencias de los consumidores.

Otra marca, Kohl, decidió ir a cazar en el mismo terreno de Amazon ofreciendo a sus clientes de Chicago y Los Ángeles la posibilidad de devolver los artículos comprados en Amazon.

Sin embargo, Neil Saunders, experto del GlobalData Marketing Institute, es escéptico respecto de estas iniciativas.

Si bien es cierto que la foto del perro con Papá Noel puede contribuir al aumento observado en las compras de regalos para animales, la posibilidad de recuperar las compras en otros rubros puede ser menor, estima.

David Simon, director de la cadena de centros comerciales Simon Property Group, cree que la estética debe ser más tomada en cuenta.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here