Compartir

Se acabó la época de los populares juegos de mesa que enseñaban a los niños a anhelar hacer negocios para acumular riquezas, sin que existiera un interés social de por medio. Ahora, juegos como “A ganar ganar”, creado por el emprendedor tapatío Óscar Alejandro Ojeda Aguayo, comienzan a cambiar el paradigma, al tener como objetivo educar a los más pequeños sobre la importancia de los negocios verdes y las energías renovables, así como sobre medidas que pueden implementar desde el ámbito personal y familiar para ayudar al medio ambiente.

Aunque parecido a Monopoly, “A ganar ganar” es un juego de diseño singular y llamativo, compuesto por un tablero, dos dados y cuatro figurillas que representan a los jugadores. El tablero está constituido por 28 casillas con propuestas de negocios verdes, que permiten a los niños ser los administradores de empresas como una recicladora de cartón, un vivero, una consultoría ambiental, entre otros. De acuerdo con la importancia y el impacto ambiental del negocio, la ganancia será mayor.

Además, incluye pequeñas tarjetas con la explicación sobre en qué consiste cada modelo de negocios; así, por ejemplo, si un niño llega a convertirse en el administrador del Tren Ligero, aprende que se trata de un tipo de “transporte público que no afecta al medio ambiente al ser eléctrico y no emitir contaminantes”.

Asimismo, el emprendedor explica que el juego incluye tarjetas con consejos tales como crear zonas de cultivo en los hogares, sustituir el bóiler de gas por calentadores solares, cambiar los baños por modelos ahorradores de agua, entre otros. El objetivo, en general, es enseñar a los menores “a cuidar el medio ambiente, a respetar su entorno, a no tirar basura en las calles, a conservar el agua”, para desacelerar el cambio climático.

“A ganar ganar es un juego en el que todos ganamos de alguna manera, el que juega gana una experiencia muy grande y eso a lo largo de su vida le va a generar un bienestar”, aseguró el emprendedor, quien añadió que el juego está dirigido a niños desde primaria hasta primero de secundaria.

Surgió a partir de la experiencia personal de Óscar, quien a sus 42 años, se había desempeñado la mayor parte de su vida en el ámbito profesional de la administración en diversas empresas tradicionales.

Sin embargo, “estuve yendo a varias expos y vi que había un modelo de negocios muy diferente al que estamos acostumbrados y que realmente contribuimos al planeta con la optimización de recursos naturales”, aseguró.

En colaboración con su hermano, Eduardo Ojeda, quien se desempeña como tallerista, decidió enfocar sus esfuerzos en la elaboración de materiales didácticos que impulsaran un cambio en las nuevas generaciones, “para que ellos (los niños), que son el futuro de nuestro país, hagan un cambio en la sociedad”.

Optaron por enfocarse en la creación de un juego, al considerar que es la mejor manera de lograr una verdadera interiorización de conocimientos por parte de los infantes; “todos fuimos niños, creo que lo que menos se nos olvida son los juegos”, señaló.

De acuerdo con la experiencia de Óscar, los niños han mostrado una respuesta favorable al juego. Señala que enseñan a sus padres lo que aprendieron y, en ocasiones, los corrigen y los alientan a adoptar las medidas que aprendieron para la conservación del medio ambiente.

“A ganar ganar” cuenta con la aprobación de la Secretaría de Educación de Jalisco, que incluso ha adquirido varios juegos. La meta del emprendedor es que el juego llegue a todas las escuelas del estado, del país e incluso del continente americano. Pero por lo pronto, pide apoyo a las autoridades de los municipios de la entidad para llevar la versión gigante del juego a las escuelas, bibliotecas y centros culturales públicos, para “hacerlo más accesible a los niños sin que ellos paguen por él”.

Finalmente, afirmó que la importancia de los juegos de mesa es que, al igual que un celular o una tablet, se puede llevar a cualquier lado, además de que promueve la convivencia familiar.

A la venta

“A ganar ganar” tiene un precio superior a los 300 pesos y puede ser adquirido en la página www.lajunglaurbana.mx, donde además se promocionan otros juegos didácticos, como “La jungla urbana”, que enseña a los niños señalética y normas de seguridad vial.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here