Compartir

En el tema de la gestión del agua en México, “aunque se avanza a pasos agigantados, hay incertidumbre, la gestión es compleja y en general desmotivante, ya que no es tarea del promotor inmobiliario tener que estar solucionando problemas de suministro de agua”, dijo Arturo Arditti, del despacho mexicano Arditti Arquitectos, durante la jornada Smartwater Smartcities que se llevó a cabo esta semana en Barcelona, España.

El experto agregó, en ese sentido, “debería crearse un fidecomiso que dé transparencia a estas situaciones para que conjuntamente el sector público y el privado pudieran desarrollar ideas”, de acuerdo con un comunicado de la Fundación We are Water, organizadora de la jornada.

En el evento -realizado en el marco del Salon Internacional del Ciclo Integral del Agua Fórum iWater-, expertos abordaron la problemática del agua, de ciudades y destinos turísticos, principalmente de México.

En su oportunidad, Arturo y Jorge Arditti, junto con desarrolladores, ofrecieron una visión global del tema en México, dejando en evidencia los contrastes que se viven en territorio nacional.

Jorge Arditti sugirió crear una certificación para los edificios e insistio en que la educación es la clave.

“La educación es fundamental. Nosotros como arquitectos tenemos que educarnos y educar a los desarrolladores y a nuestros clientes, y, por supuesto, a todos los escolares. Nuestro objetivo es proporcionar ‘descarga cero’ al drenaje, aprovechar al 100% el agua”, comentó.

Ejemplos de éxito

Uno de los ejemplos mexicanos de buena gestión que se expusieron, fue el proyecto residencial Ciudad Mayakoba, en Quintana Roo, el cual requirió de un amplio estudio hidrológico, geológico y ecológico para construir fuera de la zona del manglar.

El proyecto ha sido reconocido con premios por su innovación sustentable.

“Fue complicado, pues significaba alejar las viviendas de la playa unos 500 metros y esto turísticamente no es atractivo”, dijo la responsable de Desarrollo Sostenible de OHL Desarrollos, Carmen Sarmiento.

“Finalmente solo se quitó la vegetación de los puntos de construcción, llevando las plantas a un vivero para luego replantarlas y evitar la intromisión de especies no nativas. De este modo, redujimos al mínimo los gastos de regadío. Éste no se hace con agua dulce, sino con la obtenida por desalinización; incluso el campo de golf usa esta agua salobre”, explicó.

Nota: México discutirá en Barcelona con otros países el futuro del agua

Al tomar su turno, Miguel Ángel García, director del Área de Patrimonio y Expansión de Iberdrola Inmobiliaria, responsable de Laguna del Mar en Puerto Peñasco, desierto de Sonora, dijo que el probema del agua es principalmente de gobernanza y de impulsar el diálogo entre instituciones.

Eso se logró en Laguna del Mar, según el directivo, donde se creó un “ecosistema propio en un lugar que es uno de los desiertos más duros del mundo”.

Mediante un sistema que retiene el agua de la marea, lograron crear lagunas permanentes de agua de mar. Una vez desalada, es la que alimenta a todo el complejo turístico.

“No había fauna -comentó García- y ahora hay pelícanos y peces; y hemos dado un paso más al convertir estas lagunas, inicialmente privadas, en públicas. Todo ello era impensable hace 10 años”, comentó.

García aseguró que la compañía fomentó y logró el diálogo y la coordiación con administraciones e instituciones involucradas desde el inicio del proyecto.

“Y es conveniente entender que una empresa privada gane dinero no es malo, ya que éste se puede aplicar en regenerar un entorno del que nadie se cuidaba, como el de Puerto Peñasco. En Europa, y especialmente en España, esta cultura no tiene buena prensa, pero creo que esto debería cambiar”, dijo.

obrasweb.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here