Compartir

Apenas en diciembre, el recibo de luz del empresario Alfredo Ascencio marcaba 49 mil 562 pesos. Un mes después, la cifra creció a 74 mil 326: un 50% más. Los nuevos tabuladores de cobro que autorizó la Comisión Reguladora de Energía (CRE) complicaron su arranque de año y, adicionalmente, encarecieron sus costos de producción.

No es el único caso. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reporta incrementos en las tarifas de sus agremiados que van del 30% al 100%, respecto a lo que pagaban el año pasado; antes de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aplicara nuevas tarifas para el suministro básico.

Mauro Garza, presidente de Coparmex Jalisco, dice que muchos de sus agremiados ya se acercaron. El sector pretende no sólo que se revierta el daño, sino que la CRE bonifique a las empresas la diferencia de los cobros excesivos.

Por otra parte, Daniel Curiel Rodríguez, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, indica que a él le han informado de empresas que fueron afectadas con hasta un 400% de aumento en sus pagos.

A nivel nacional, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) también llamó a resarcir el daño a los empresarios. Manuel Herrera Vega, su presidente, expone que es “a todas luces un incremento desproporcionado”.

Este medio solicitó una entrevista con la CFE, pero la empresa no accedió.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here