Compartir

Ford anunció ayer que realizará un retiro preventivo de aproximadamente 1.3 millones de vehículos Fusion y Lincoln MKZ 2014-18 en América del Norte, de los cuales 14 mil 172 son de México.

La automotriz estadounidense explicó que esto se debe a que los pernos del volante podrían estar flojos o aflojarse con el tiempo, lo que si no se repara haría que el volante se desprenda de la columna de dirección y provocar una pérdida del control del vehículo.

“Ford tiene conocimiento de dos accidentes con una lesión supuestamente relacionada con esta condición”, señala la empresa en un comunicado.

El retiro involucra aproximadamente un millón 378 mil 637 unidades en América del Norte: un millón 301 mil 986 en Estados Unidos, 62 mil 479 en Canadá y 14 mil 172 en México.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here