Gestión eficiente del agua, el mayor reto ante el cambio climático

El mayor reto ante el impacto del cambio climático es ser más eficientes en la gestión del agua y lograr una mejor planeación y priorización de los recursos destinados al sector, aseguró el director de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra.

A través de un videomensaje, el funcionario explicó que por ello la Comisión Nacional del Agua (Conagua) trabaja de manera coordinada con los órdenes de gobierno y en cercanía con la población, para sacar adelante el tema del agua en México.

Durante la inauguración de la 30 Convención anual y Expo Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (Aneas), subrayó que durante este proceso será fundamental el conocimiento aportado por los participantes de esta convención anual.

Al respecto, el subdirector general de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento de la Conagua, Francisco Muñiz Pereira, subrayó que una parte de este trabajo coordinado está encaminado a incrementar el tratamiento de las aguas negras y reutilizarlas, además de impulsar el uso eficiente del agua en la agricultura.

Es decir, dijo, se ha adoptado una forma de actuar encaminada a obtener más agua de fuentes alternativas para la recuperación de los acuíferos, lo cual permite un desarrollo social y económico más sustentable.

Puntualizó que es necesario maximizar el valor de las aguas tratadas, así como su reúso, lo cual puede ser parte de un ciclo virtuoso de intercambio con los usuarios que no requieren agua potable.

Esta política, expresó, ha permitido ahorrar el agua suficiente para abastecer durante dos años a los usuarios del Valle de México.

Por ese motivo, aseguró que se trabaja en construir la infraestructura necesaria para hacer más eficiente el uso del agua en la agricultura, sector donde también se han logrado ahorros con mejoras en la producción, en beneficio del propio sector productivo y los otros grupos de usuarios.

Muñiz Pereira concluyó que la Conagua mantendrá la cooperación con todos los sectores de usuarios, las autoridades de los tres órdenes y los organismos operadores de los servicios de agua, para consolidar al líquido como un factor de impulso económico que ayude a transformar y mover a México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *