Compartir

Algunos de los planes que, durante su campaña, Donald Trump prometió llevar a cabo en Estados Unidos (EU) lejos de perjudicar a algunas empresas, les beneficiará, tal es el caso de Grupo México con su subsidiaria Asarco.

La inversión estimada en el plan de infraestructura estadounidense será por unos 500,000 millones de dólares para los próximos 10 años, según analistas de Grupo Bursátil Mexicano. El cobre es uno de los materiales de mayor demanda en construcción y siendo Asarco el tercer productor de cobre más grande de EU, el plan de Trump será un detonante para sus ventas, indican.

“Prácticamente 80% de su distribución de ventas (de Grupo México), en la parte minera, es cobre, entonces seguramente va a ser la empresa más beneficiada si se implementa este proyecto de infraestructura”, coincide Alik García, analista de Intercam Casa de Bolsa.

expansion

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here