Compartir

Regidores del ayuntamiento de Puebla aprobaron la ley de ingresos 2017 por un monto de 4 mil 83 millones de pesos, 17 millones menos de lo autorizado en este año, pero con el voto en contra de cuatro priistas por la falta de claridad en el análisis para ingresar el concepto de parquímetros y el aumento del 15 por ciento en la tarifa del servicio de limpia.

El proyecto aprobado no incluye nuevos impuestos salvo el incremento del 3 por ciento conforme al índice inflacionario anual, además de ajustes en rubros que no afectan la economía del grueso de la población.

Durante la sesión ordinaria de cabildo, Gustavo Espinosa Vázquez, presidente de la comisión de Patrimonio y Hacienda Municipal, declaró que la Ley de Ingresos 2017 es acorde a la realidad del municipio producto del análisis de diferentes mesas de trabajo.

Por mayoría de votos quedó aprobado el proyecto relacionado con un presupuesto de 4 mil 83 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2017, lo que significa 17 millones menos que lo autorizado en el presente año.

Espinosa Vázquez destacó el trabajo previo pues en todo momento se ha buscado afectar lo menos posible el ingreso de las familias poblanas, motivo por el cual dijo que no había mayores inconvenientes para que fuera aprobado por los regidores.

Conforme al proyecto aprobado y al boletín de prensa del área del gobierno municipal, quedaron aprobadas reducciones o condonaciones de hasta 50 por ciento en predios propiedad de adultos mayores, viudas, personas con alguna discapacidad, pensionados o afiliados al INAPAM y madres solteras.

Asimismo, quedaron las reducciones o condonaciones de un 50 por ciento respecto al pago de derechos, por ocupación de locales en mercados municipales a comerciantes de la tercera edad. A la vez, estímulos a quienes construyan o rehabiliten inmuebles del Centro Histórico o de la Zona de Monumentos para uso habitacional, lo cual incluye la factibilidad de uso de suelo; también por obras nuevas o adecuaciones a las existentes relacionadas con depósito y captación de agua pluvial, construcción de azoteas verdes y las que aporten mejoras a la Ciudad.

Tras exponer los argumentos a favor del proyecto y los acuerdos alcanzados en la comisión, vinieron la exposición de motivos donde la fracción priista fue la más crítica al señalar que no hubo análisis de fondo en temas como el ingreso del concepto de parquímetros y el aumento en la tarifa del servicio de limpia.

Poco más de una hora llevó del debate entre ambos temas donde los regidores panistas acusaron cuestiones políticas detrás de los señalamientos del PRI como lo expuso Adán Domínguez, pero el integrante del PRI, Iván Galindo Castillejos afirmó que no hubo argumentos suficientes.

En el caso de parquímetros expresó que hubo irregularidades de forma y de fondo porque no fue tratado previamente el tema antes de la celebración de la comisión, pero igualmente porque se carece de un fundamento técnico que permita analizar mejor la propuesta.

El panista Adán Domínguez salió en defensa del proyecto afirmando que en este gobierno se están haciendo bien las cosas a diferencia del trienio priista de Enrique Doger Guerrero, quien buscó ingresar los parquímetros con argumentos políticos.

Iván Galindo lamentó la falta de sustento de su compañero al recordar que con el anterior alcalde, Antonio Gali, trató el tema en 2015 pero cancelado porque económicamente era inviable, “más bien parece que fue una cuestión política en su momento por el tema de las elecciones”, señaló.

El panista Juan Carlos Espina negó que hubiera alguna irregularidad en ingresar el tema de última hora como se quejaron los priistas porque finalmente estaba dentro de las atribuciones de la comisión de Patrimonio y Hacienda Municipal, sin que el tema de parquímetros sea una realidad pese a establecerse una posible tarifa de 3 a 9 pesos por hora.

Después de seguir la discusión Iván Galindo también mencionó el tema del incremento del 15 por ciento en las tarifas del servicio de recolección basura, afirmando que el Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) representa un elefante administrativo que lejos de mejorar su funciones de servicio, solamente está trabajando para el pago de sueldos y viáticos.

El regidor Gustavo Espinosa Vázquez defendió la propuesta al decir que tenía más de 10 años sin actualización, además que los 700 empleados denominados como “naranjitas” quienes estarían en riesgo de perder su trabajo por no autorizar este incremento.

Por lo tanto las tarifas 2017 del OOSL serán de 3 pesos para las zonas populares, de 7 pesos para las zonas medias y 10 pesos para las residenciales, es decir en la primera pasará de 250.80 pesos a 288.42 pesos, la segunda de 611 pesos a 702.73 pesos y la última de 811 pesos a 932.68 pesos.

Tras la larga discusión generada en ambos temas, el presidente municipal, Luis Banck Serrato, expuso su punto de vista dando a conocer que se busca privilegiar el beneficio de la ciudad.

En el caso de los parquímetros expresó lo dicho en días pasados que se busca que los beneficios sean para la ciudad de los recursos recuperados por las tarifas del servicio ofertado. Además garantizó que habrá una concesión transparente donde la mejor oferta sea a favor de la población.

Al final de la discusión el tema fue aprobado, incluido el voto del regidor del PVEM, Juan Pablo Kuri Carballo, quien en un acto de congruencia votó a favor pues incluyó el proyecto de Ley de Ingresos el programa de holograma que impulsó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here