Compartir

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó a la empresa automotriz General Motors de México (GMM) con un millón 200 mil 64 pesos por importar y comercializar 96 vehículos sin contar con el Certificado NOM de cumplimiento a la legislación ambiental vigente.

La empresa habría importado y comercializado vehículos de las marca Chevrolet Corvette CPE 6.2I, año modelo 2015 y Cadillac SRX 3.6I, año modelo 2016, antes de contar con el respectivo certificado ambiental.

Ante esta falla, la Profepa impuso una sanción económica de un millón 200 mil 64 pesos con 53 centavos a la compañía y de pasó advirtió que inspeccionará a toda la industria automotriz del país para asegurarse de que cumpla con sus obligaciones ambientales, obteniendo su certificado NOM de cumplimiento ambiental de manera previa a la importación y/o comercialización de los vehículos en territorio nacional.

¿Cómo detectaron el incumplimiento de General Motors?

Durante una inspección practicada el 5 y 6 de octubre del 2016 para verificar el cumplimiento de las normas NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT- 1994, en las que se establecen los límites máximos permisibles de emisiones provenientes del escape de los vehículos nuevos y de ruido, respectivamente, la Profepa constató que del 13 septiembre del 2015 al 18 de julio de 2016, la empresa importó y comercializó 96 vehículos nuevos sin contar con dos certificados NOM de cumplimiento, mismos que fueron obtenidos con posterioridad a la importación y comercialización.

GM responde a la sanción

Al respecto, General Motors de México informó que la multa deriva de un procedimiento administrativo que no tiene afectación alguna para los consumidores, ya que todos los vehículos modelos 2015 y 2016 que fueron comercializados en el periodo señalado por Profepa a la fecha, han obtenido ya los certificados correspondientes y cumplen con la normatividad aplicable.

“General Motors refrenda su compromiso de ser un buen ciudadano corporativo, como lo ha hecho durante más de 81 años de operaciones en Mexico y desde su llegada en 1935. La compañía tiene un alto compromiso social ante las personas y el medio ambiente ofreciendo un portafolio de productos que responde a las necesidades y preferencias de nuestros clientes, con tecnología de punta en vehículos inteligentes, seguros y amigables con el medio ambiente”, indicó GMM, en un comunicado.

SABER MÁS

Los vehículos importados que ocasionaron la sanción de la Profepa a General Motors están valuados en alrededor de 945 mil pesos en el caso del Chevrolet Corvette CPE 6.2I, año 2015; y en unos 508 mil pesos el Cadillac SRX 3.6I, modelo 2016. Se estima que un total de 96 vehículos fueron comercializados por la compañía sin el respectivo permiso ambiental.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here