Compartir

A medida que la tecnología de los drones se desarrolla, aumentan también sus aplicaciones. Los últimos avances al respecto tienen que ver con el uso de estos dispositivos para la entrega de paquetería, como el ‘Packdrone‘ que se ha fabricado en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza.

Con un diseño plegable y equipado con un paracaídas, está programado para evitar los obstáculos que encuentre en el camino y puede llegar a todo tipo de localizaciones, puesto que se desplaza dentro de una jaula de fibra de carbono que lo protege.

Es capaz de entregar cartas, medicamentos o alimentos, con un peso de hasta 500 gramos, a una distancia máxima de unos dos kilómetros. Una vez depositado el paquete en su destino, la aeronave vuelve al punto de partida de forma autónoma.

Además, durante su vuelo, puede ser monitorizada en tiempo real y dispone de un sistema de seguridad para evitar que alguien tome el control del dispositivo sin permiso.

Cuestiones a resolver

Aunque es evidente que en los últimos años, el mercado de los drones no ha parado de crecer, para que esta tecnología siga desarrollándose y agilizando las diferentes operativas, es preciso regular su uso.

Desde el Congreso Drone Show, explican que aunque la puesta en marcha de carreteras aéreas definidas con un algoritmo evitaría el caos en el espacio aéreo, los posibles fallos en un sistema de este tipo podrían generar grandes accidentes.

Estas aeronaves suponen una oportunidad para todo tipo de empresas, ya que aumentan en gran medida su alcance. Sin embargo, es preciso reducir el ruido en sus operaciones mediante nuevas tecnologías silenciosas y trabajar en el aumento de su capacidad de carga, así como buscar lugares para poder almacenarlas cuando no están en funcionamiento.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here