Compartir

A través de un comunicado, Uber, la empresa de taxis ejecutivos, dio a conocer sus nuevas políticas de servicio en las que se especifica que la compañía no se hará responsable de alguna situación que ocurra entre el conductor y el pasajero, respecto al mismo servicio.

Entre las nuevas disposiciones, se establece que Uber no prestará garantía respecto a la fiabilidad, puntualidad, calidad, e idoneidad o disponibilidad de los servicios solicitados, ni garantiza que los servicios sean interrumpidos o estarán libres de errores.

El documento señala también que la empresa no se hará responsable de daños indirectos, accidentales, especiales, ejemplares, punitivos, o emergentes, incluidos el lucro, pérdida de datos, lesiones o daños a la propiedad ni de perjuicios relacionados con cualquiera de los servicios, aún cuando Uber hubiera sido advertido de la responsabilidad de dichos daños.

Además, señala que Uber podrá poner fin de inmediato a las condiciones o cualquiera de los servicios respecto del usuario o, en general, dejar de ofrecer o denegar el acceso a los servicios en cualquier momento y por cualquier motivo.

Las nuevas políticas, según expresa el documento, sustituyen los acuerdos o compromisos previamente establecidos con los usuarios, además de señalar que la compañía podrá modificar las condiciones relativas a los servicios cuando lo considere oportuno.

Para poder acceder al servicio, el usuario debe aceptar dichas políticas, de lo contrario, no podrá hacer uso del servicio.

En caso de aceptar las políticas, accede también a que Uber no presta servicios de transporte ni funciona como una empresa dedicada a ello, es decir, que los servicios de transporte se prestan por terceros (contratistas o choferes independientes) y que estos no están empleados por la empresa. Es decir, sólo se ligan a la plataforma como conexión conductor-usuario.

Las nuevas condiciones de uso deben ser aceptadas o de lo contrario no se podrá acceder a la aplicación.
La empresa puede modificar las condiciones cuando considera necesario.

Uber no se hará responsable de situaciones que pudieran ocurrir entre el conductor y el pasajero.
Uber podrá facilitar a un procesador de reclamaciones o a una aseguradora cualquier información necesaria en caso de quejas, disputas o conflictos.

El usuario acepta que Uber no presta servicio de transporte o de logística, ni funciona como una empresa de transportes.
La empresa tampoco se hará responsable de daños como robo, lesiones o daños a la propiedad ni de los perjuicios relacionados con el servicio.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here